lunes, 5 de marzo de 2012

EL VIEJO TOMÁS Y LA PEQUEÑA HADA

"Puede que el viejo Tomás no tuviera cien años todavía, pero era realmente muy viejo. Vivía sólo, entre las gaviotas y los cormoranes. Ya no iba a pescar. El viejo Tomás estaba enfadado con el mundo entero.."

"El viejo Tomás y la pequeña hada". Dominique Demers Ilustrado por Stéphane Poulin. Ed.Juventud.
"Una tarde, mientras paseaba por la playa y profería insultos a la luna, a las estrellas y a las olas, descubrió a una niña diminuta que la marea había arrastrado a la arena..."                     

Así comienza esta bella, sencilla y poética historia que hemos leído y saboreado muchas noches. Disfrutamos con sus ilustraciones tenues del mar que nos llevan incluso a poder escuchar las olas y oler el salitre. 
Este álbum ilustrado nos habla de la convivencia con los demás pero sobretodo con uno mismo, el mensaje es claro: evitar hacernos daño acumulando odio y rencor, ayudar al otro, sentirse querido y aprender a disfrutar de las pequeñas cosas. Una metáfora para la reconciliación con el mundo y con uno mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada