sábado, 7 de abril de 2012

HAMBRE DE LOBO

HAMBRE DE LOBO. Éric Pintus y Rémi Saillard. Ed. OCEANO Travesía


Continuamos persiguiendo historias de lobos. La figura del lobo tan arraigada en nuetro imaginario colectivo, y una de las primeras palabras que aprenden a decir muchos niños. El "bobo" era en casa un ejemplo de palabra-sobreextendida que venía a significar tanto lobo, como abuelo y también huevo. El huevo y el lobo siempre atrapan a los más pequeños, aparecen unidos a la comida, al hambre y al nacimieto (salir del cascarón). Además son frecuentes los lobos y zorros que atrapan gallinas o roban huevos.
Esta historia también nos atrapó desde el principio, en su portada te seduce la imagen de un lobo delgado con aspecto de aburrido y que se entretiene dibujando figuritas en el suelo. En esta portada se utiliza el contraste de un fondo naranja  sobre el que destaca la figura del lobo y las letras blancas que anuncian la frase que se repetirá a lo largo de toda la historia:"hambre de lobo".
Y la historia comienza a sí:
"Otra historia que empieza con el hambre.
Te duele el estómago, te duele el corazón,
te duele la cabeza, te duele todo, tienes hambre.
                EL HAMBRE, ES EL HAMBRE, TIENES HAMBRE..."     

El lobo famélico y hambriento en su huida al bosque cae en una trampa para osos y allí sufre las burlas de un conejo que utiliza toda clase de elaborados insultos (cerumen viscoso, gusano deplorable, residuo biológico...). Pero el hambre, es hambre, tienes hambre...
Es una historia divertida, original en su diseño y con una gran fuerza visual, aunque la moraleja sea la misma del siempre "donde las dan las toman".

Aquí os dejo una muestra de parte del álbum:




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada